miércoles, 6 de abril de 2016

Un ejemplo de selección artificial: La raza de ovejas Ancon.

Charles Darwin en su obra "The origin of species" menciona el caso de las ovejas de la raza Ancon para explicar el proceso de selección artificial de las especies para así introducir el concepto de selección natural realizado por el medio ambiente. Os dejo, en palabras del investigador de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, cómo surgió dicha especie.

“La raza de ovejas Ancon tenía en efecto fecha de nacimiento: un día de 1790 en que una de las ovejas del granjero Seth Wright parió un cordero paticorto. En lugar de deshacerse del mutante, como le recomendaban sus vecinos, Wright prefirió quedarse con el cordero y, más adelante, utilizarlo como semental. Pronto tuvo así un rebaño paticorto: la mutación se heredaba. Las ovejas del granjero Wright daban la misma carne, leche y lana que las demás, pero no podían saltar por encima de la valla del redil y escapar, razón por la que la raza fue favorecida y prosperó (aunque la introducción de ovejas de raza merina, que eran superiores en carne y leche a las Ancon, y además tan tranquilas como ellas, hizo que se extinguiese la raza “mutante”).”

El interés evolutivo de este ejemplo reside en que ilustra perfectamente como la variabilidad genética de las especies (la aparición de la estos raros ejemplares, no es otra cosa que la manifestación de un cambio en un gen que da lugar a las patas cortas) en combinación con la selección (en este caso artificial) puede provocar cambios en las especies, que andando el tiempo pueden dar lugar a otras nuevas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada